Inicio | Artículos |   @    

Inicio > Artículos > Presumir

Presumir

por Cecilio Sánchez «Cean» | Se lee en 1,81 minutos | Comentarios
Presumir de lo que se tiene o se conoce es fácil y tentador. Las personas estúpidas, ávidas de caer en tentaciones, incluyen la presunción entre sus conductas habituales.

Presumir consiste en tener un alto concepto de sí mismo, es, por tanto, situar al resto de personas en una clara e injusta situación de inferioridad.

Está conducta estúpida es utilizada en ocasiones para ganar seguridad ante otras personas, pues quien presume oculta sus vulnerabilidades actuando de forma bipolar e hipócrita, es decir, se muestran de forma opuesta a lo que realmente son, y así se sienten más seguras.

Teniendo en cuenta lo anterior podemos detectar que:

  • Personas que se jactan de poseer grandes propiedades inmobiliarias tienden a ocultar graves carencias afectivas; mantienen la misma relación con sus hijos que con sus empleados y , a veces, incluso menos.
  • Otras que presumen de llevar costosos abrigos de piel ocultan su verdadera piel, que se encuentra deteriorada. Es curioso que el principal público objetivo de las empresas de este tipo de productos sean personas sexagenarias o septuagenarias adineradas.
  • Intelectuales que sólo hablan de lo mucho que saben en particular de poco en general, es decir, que presumen de lo que saben para evitar avergonzarse de lo que no saben.
  • Personas que se vanaglorian de tener un cuerpo precioso e ir “a la moda”, pero que a solas lloran por carecer de una “relación estable” o por “estar en pareja” con alguien que realmente no quieren.
  • Empresas que cuando están a punto de “ir a la quiebra” invierten más cantidad de dinero en publicidad e imagen, ¿por qué?, pues para aparentar y presumir de lo contrario; nadie confía en una empresa que no sea solvente.
Si bien los ejemplos anteriores no se cumplen siempre, sirven para reflexionar que se esconden las personas que alardean o presumen de una u otra cosa.

Por otro lado, las personas que realmente son inteligentes, adineradas o sus cuerpos cumplen con el canon de belleza actual de la sociedad a la que pertenecen, se les tienden a consideran presumidas antes de conocerlas y estos prejuicios evitan a menudo llegar a relacionarse con personas con las que aprender y disfrutar mucho.

Finalmente, si presumir es estúpido, prejuzgar a una persona de presumida aún lo es más.

Publicado el 12 abril 2006 | Temas: , | Tags: ,
Acerca de Cecilio Sánchez «Cean»

Librepensador ecléctico y entusiasta de la psicología, psiquiatría, antropología, sociología, filosofía y neurociencia. La astronomía, la tecnología y el humor son tres de mis pasiones.
Fundé y sigo dirigiendo la empresa leevel Solutions, imparto talleres, cursos, seminarios y conferencias enfocadas a facilitar la autonomía personal desde la libertad que aporta el pensamiento crítico.

Más sobre mi | Blog personal

¿Te gusta este artículo? Síguenos en Facebook y en Twitter

Comentarios ( RSS)

  1. Jesús    13 abril 2006, 04:53    #

    Poco puedo añadir a lo que expones. Prácticamente lo has dicho todo. Tan sólo diré que, si bien es cierto que no podemos evitar que estas cosas ocurran (que haya personas que presuman), sí podemos evitar cómo nos afecte todo esto (esta parte es responsabilidad únicamente nuestra).
    Quiero decir que, si presumir de algo esconde detrás un cierto complejo de inferioridad (cosa con la que estoy totalmente de acuerdo), sentirse molesto ó inferior por ello también esconde algo (puede que el mismo complejo, solo que manifestado de manera distinta).
    En realidad esto último, no difiere mucho de tu última frase en el artículo, solo que mi enfoque va más dirigido a un problema que se puede tratar que a una estupidez.
    También está el caso de personas que manifiestan algo que es verdad (en realidad no presumen, sino que comparten la satisfacción e ilusión de tener ó de ser) y otras lo interpretan como que está presumiendo y se sienten mal. En este caso, el problema lo veo únicamente en la persona que mal interpreta la situación.
    En cualquier caso, si estas situaciones no son frecuentes, sino esporádicas, tampoco tienen porqué ser reflejo de ningún problema en concreto.

  2. Contraejemplo    13 abril 2006, 07:17    #

    Creo que hay un refrán que dice algo así como “presume de lo que tienes y te diré de lo que careces”. No es que yo sea un defensor a ultranza de los refranes, pero creo que este viene al caso.

    Estoy básicamente de acuerdo con tu artículo y el comentario de Jesús, y creo que no debemos bajar la guardia en ningún momento porque, a veces, la estupidez nos sobreviene de forma temporal y podemos caer en la tentación de presumir.

    En esta línea, he estado buscando en tu blog algún indicio de presunción que se te hubiera escapado por descuido (espero que me disculpes la travesura) y encontré un pequeño detalle en los “meta tags” de la página principal (perdón por los tecnicismos). Concretamente, la “description” reza así: /Interesantes Artículos de Crítica, Ciencia y Psicología Social/. El uso del adjetivo “interesantes” podría significar un minúsculo halo de presunción, que no de estupidez. Estupidez la mía por buscarlo, encontrarlo y escribirlo en el comentario ;-)

    Y por último, quería decirte que me encantaron los ejemplos, sobre todo el del abrigo de pieles.

    ¡Saludos!

  3. Cean    13 abril 2006, 08:47    #

    Contraejemplo, yo tampoco soy amigo de los refranes y un día lo explicaré, pero ese en concreto estoy de acuerdo.

    En tu comentario he tachado un calificativo que considero no te pertenece, de hecho, me ha gustado que buscases algún indicio de presunción o autocomplacencia y aún más de que ¿lo encontrases? y mencionases.

    Como hemos destacado los tres, la pseudopresunción puede confundirnos; todas las personas tenemos derecho a elogiarnos incluso a adularnos, aunque ésto último es ridículo y equivale a presumir.

    ¡Saludos a Ambos!.

  4. Iñaki    13 abril 2006, 18:00    #

    Solo un breve comentario a este artículo: sin desmerecer lo expuesto en él, yo pienso que se pueden añadir matices. O al menos lo veo desde otra perspectiva.
    El discurso de “presume para ocultar una carencia” puede tener su explicación. Todas las personas tenemos carencias en general. Cuando alguien consigue destacar en algo, es comprensible que quiera publicitarlo, puesto que buscar en cierto modo ser recompensado o reconocido por sus logros. Entonces enseguida que alguien destaca en algo, parece como si de inmediato se le busquen sus carencias para acentuarlas, y presentarlas siempre en contraposición a de lo que presume. El refrán “Dime de qué presumes…” es más bien un toque de atención para evitar la excesiva autocomplacencia, y que no nos fiemos en que a la mínima ya hemos llegado a “nuestro techo”.

    En cuanto a los puntos que mencionas a modo de ejemplo, decir que:
    – Puede ser que en el caso del terrateniente que mencionas, sea al revés, que halle en sus negocios el cariño que por X motivos no se le da en casa.
    – Los abrigos de piel dificilmente pueden ir destinados a mujeres jóvenes, puesto que hay menos jóvenes adineradas que mayores. El abrigo de piel es un símbolo de estatus, un identificador. En verano esas mismas sexagenarias lucen blusas que muestran claramente sus pieles deterioradas (para disgustos del peatón voyeur).
    – Los “intelectuales” precisamente se caracterizan por su terquedad en hablar de todo aunque no sepan, en ser tertualianos de todo, porque no saben de nada pero quizás dominan un lenguaje en el que “aparentan saber”.
    – Lo de la publicidad de las empresas es lo que se denomina “huida hacia delante”, y en muchos casos actúan así haciendo caso a asesores externos que siempre recomiendan “echar el resto”, como cuando en un partido de fútbol pierdes por 2-1 y estás en el minuto 86.

    En general, dejemos que la gente presuma, y una vez en el momento que se sientan satisfechos y autocomplacidos, zas! recolocarlos en su lugar de una forma sutil, para intentar que disfruten de su dosis particular de autoescepticismo.

    ¿Dije breve comentario? ;-P

  5. — jose    5 marzo 2008, 03:24    #

    dime de que alardeas y te diré de que careces

  6. — RAMON    21 julio 2008, 05:31    #

    si presumir es estúpido, prejuzgar a una persona de presumida aún lo es más.

    -“solo los idiotas juzgan lo que conocen”
    -“todo es relativo pero tambien hay cosas absolutas”
    -“todas las personan piensan diferente y nunca faltan las que malinterpretan o las que tienen diferentes creencias, ideales,y pelean para saber que es verdad y que es mentira; la historia la escriben los ganadores y gano su verdad, no la verdad de los que pierden que se convirtio en mentira “
    presumir o hablar para que me conozcan diciendo la verdad sin la necesidad de mentir depende de lo que estes pensando

  7. — Jessica    21 abril 2009, 02:47    #

    Hola, este articulo que leí aunque tiene casi 3 años me ha parecido realmente muy interesante,no he encontrado cosas muy buenas en mi busqueda por el concepto PRESUMIR, de hecho les comento estoy en una clase de analisis economico contemporaneo y vean hasta donde he llegado por desgajar todo el tema, inicie por el capitalismo -dinero y llegue hasta la psicologia humana y va relacionado con nuestra motivación, donde segun las jerarquias de la piramide de Maslow el nivel anterior a la AUTOREALIZACION( es el“RECONOCIMIENTO” en el que entra nuestra “Estima” Maslow describió dos tipos de necesidades de estima, una alta y otra baja.

    La estima alta concierne a la necesidad del respeto a uno mismo, e incluye sentimientos tales como confianza, competencia, maestría, logros, independencia y libertad.
    La estima baja concierne al respeto de las demás personas: la necesidad de atención, aprecio, reconocimiento, reputación, estatus, dignidad, fama, gloria, e incluso dominio.
    La merma de estas necesidades se refleja en una baja autoestima y el complejo de inferioridad.

    Creo que no hay necesidad de presumir,cuando tienes un talento la gente solita se dará cuenta y te lo reconocerá porque te valorará. Pero lo importante es siendo una persona segura y que crees en ti mismo y no complacer a la sociedad, lo que los demas piensen se resumen en simples percepciones.

    Esto es para complementar todo lo que dijerón los demas, ademas me quede muda.

    Espero y esten satisfechos con ustedes mismos, les haya servido(aunque mi comentario sea 3 años despues)y he concluido mi trabajo escolar de la universidad. Saludos.

  8. — yomisma    18 enero 2013, 15:45    #

    Terrible…todos tenemos cosas buenas y el problema lo tiene el envidioso que por su baja autoestima se siente atacado por quien ha conseguido algo de felicidad en su vida.vive y deja vivir!

Publica tu comentario

Nombre
Email (No se mostrará)
http://
Mensaje <?> [ *negrita* · _cursiva_ · ??cita?? · "Enlace":http://www.ejemplo.com ]

<?>